Coches de lujo, lo que hay que pagar por ellos (1ªparte)

coche de lujo

Cuando se compra un coche de lujo, tanto si es nuevo como usado hay que tener en cuenta no solo lo que cuesta el vehículo en sí, también otros gastos adicionales. Si tienes pensado comprar un coche o cambiarlo dentro de poco porque tiene demasiados achaques o simplemente porque te has cansado de él, precisas mejores prestaciones o quieres simplemente un buen coche de lujo, el pago de impuestos que vas a tener que desembolsar es un factor importante que hay que tener en cuenta.

Cuando se acude a un concesionario, lo normal es que nos oferten servicios para realizar los trámites e impuestos que suele conllevar la compra de un coche. Si queremos ahorrarnos unos euros por nuestra cuenta o contar con el asesoramiento de una asesoría, no está de más saber los impuestos que debemos pagar.  Empezamos ¿no?

Impuesto de circulación

Vamos a comenzar con el impuesto que se paga todos los años durante toda la vida del vehículo. El IVTM o también llamado impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, también se le llama sello, viñeta o con el nombre que tenía antes, impuesto de circulación: un impuesto que se encarga de gravar la titularidad de los vehículos que son aptos para la circulación en vía pública.

El IVTM se recauda por el municipio en el que se domicilia el vehículo y debe pagarse por vez primera antes de matricularse.

  • Cuando se compra un coche nuevo: se paga lo que reste del año prorrateado en trimestres naturales, incluyendo el actual. Si es en abril, el primer recibo corresponde a la parte que corresponda a los tres trimestres completos (segundo, tercero y cuarto).
  • Cuando se compra un coche de segunda mano: depende de cuando se produzca la transmisión. El devengo del impuesto es del 1 de enero cada año, por lo que la persona que ostente la titularidad del vehículo en ese día, es el obligado tributario.  Por ejemplo, si se adquiere del día 2 de enero en adelante, la administración va a reclamar que el pago lo haga el vendedor. Realmente en la práctica, si que se pueden acordar diferentes condiciones para que el pago se pueda realizar entre las dos partes.

¿Cuánto hay que pagar por IVTM?

La cuota a pagar anualmente se establece en cada municipio, donde sigue un determinado parámetro según el tipo de vehículo:

Turismo: según la potencia en caballos fiscales (CVF).
Autobuses: según el número de plazas autorizadas.
Camiones: según los kilos de carga útil.
Tractores: según la potencia en caballos fiscales (CVF).
Remolques y semirremolques: según los kilos de carga útil.
Motocicletas y ciclomotores (menos de 50 cc): según los centímetros cúbicos.
La Ley reguladora de Haciendas Locales se dedica a establecer la cuantía de la tarifa del impuesto, aunque puede modificarse por la Ley de Presupuestos Generales, y cada ayuntamiento puede ajustarla (con un límite máximo), así como las bonificaciones y exenciones correspondientes (transporte público, defensa, vehículo para minusválido, etc.).

Te seguimos contando más en la segunda parte en este blog de Gestoría Masaga.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.