Contrato de compra-venta de vehículo usado, lo esencial

Contrato compraventa

Lo normal cuando cualquiera compra o vende un coche es usar un contrato de compraventa que le deja un amigo o vecino. Actualmente podríamos decir que ahora la tendencia también es usar un contrato que encuentres en Internet. A pesar de la buena voluntad, muchos de esos contratos, con frecuencia esconden «cláusulas abusivas» u omiten datos. Por ejemplo, si compramos un vehículo en mal estado, no podemos pedir al dueño anterior que repare las averías inesperadas. Entre particulares, debes de saber que es posible reclamar al vendedor cuando el coche tenga vicios ocultos durante seis meses y en caso de que compres el coche a una empresa, tienes un año de garantía como mínimo.

Necesitamos estar muy atentos con lo contratos de compra- venta o puede suponernos más de un disgusto

A la hora de evitar problemas, lo mejor es usar un contrato que esté avalado por consumo o algún club de automovilistas. En las webs de estos, vas a encontrar todo tipo de documentos. En Gestoría de Tráfico Masaga, podemos ayudar con este tema, ya que somos profesionales con dilatada experiencia en el sector.

Antes de la firma tienes que tener en cuenta lo siguiente:

  • En primer lugar: debes comprobar siempre que la persona que te vende el coche es en realidad su propietario y no una persona intermediaria. En este caso sería una persona a la que no podrás reclamar al no constar en ningún documento. Lo mejor es pedir un informe de titularidad en cualquier Jefatura de Tráfico, en caso de que lo haga mediante una gestoría, puedes pedir tu informe de tráfico y recibirlo en tu correo, si lo necesitas, puedes probar nuestro servicio de Informe de tráfico. Te lo facilitan al momento y ahí viene la fecha en que se matriculó por primera vez, para cerciorarse de los años que tiene esa unidad y los nombres de sus propietario
  • Evitar un susto: se debe verificar también en Tráfico que el vehículo en cuestión está libre de cargas, en el caso del informe en masaga, esta información está incluida. Casi todos los coches que están financiados tienen una reserva de dominio. Esta es una cláusula que impide la venta hasta que no se pague todo el crédito al banco o financiera.
  • Aclarar quien paga: en el impuesto de transmisión de bienes, que es un 4% del valor del coche según Hacienda y en las tasas de venta de un coche en la DGT, donde cuesta unos 42 euros, esto lo paga el comprador. Todo ello, al igual que los gastos de gestoría. Todos estos gastos siempre pueden negociarse, pero el vendedor siempre va a pagar el impuesto de circulación municipal del año en curso. No te olvides de mirar si la ITV está cerca de caducar. En caso de que sea así, debes pedir al vendedor una ventaja proporcional al coste.
  • Atento: en caso de que no hayas conocido al vendedor ni hayas firmado el contrato de compraventa, no debes pagar el coche ni un adelanto significativo si eres el comprador, no entregar las llaves si eres el vendedor. De hacerlo, de buena fe y no contar con un contrato, ¡no vas a poder reclamar nada! te recordamos que el contrato debe hacerse por duplicado, con la firma original del vendedor y comprador en cada copia (una para cada uno).
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.