Tramites para vender un coche

Coche usado

Si tienes un coche, tarde o temprano vas a deshacerte de él, salvo que quieras conservarlo, aunque esto se da en una minoría de casos. En caso de que te desees deshacerte del coche, puede ir directamente a la chatarra o puede que decidas venderlo. Si quieres venderlo, lo más rápido es hacerlo el concesionario, pero hay otros casos en los que puedes vender el coche por otras razones y no vas a comprarte uno en su lugar. Una opción es venderlo a un particular, que te dará más que un compraventa o un concesionario.

Piensa en un precio de venta que sea razonable

Lo primero tienes que investigar los precios de mercado para tu coche. No solo hay que tener en cuenta la marca, modelo y motor, también importan los años, el kilometraje y como esté conservado. Uno siempre va a querer vender su coche por el máximo dinero y el comprador querrá tu coche por el menor dinero, por lo que lo mejor es encontrar un equilibrio. Lo aconsejable es que laves y dejes bonito tu coche, eso no quiere decir que engañes, lo mejor es decir la verdad del sobre el vehículo si tienes algún problema. El vendedor es responsable de los vicios ocultos del coche hasta seis meses después de la venta.

Anuncia tu coche de forma atractiva

Si pones un anuncio que sea con foto o mejor más de una, así el vendedor lo verá desde muchos ángulos. No te olvides de hacer fotos al interior. Las fotos deben ser bonitas y el coche tiene que estar limpio para que luzca lo mejor posible.

Papeleo y documentación necesaria a la hora de vender un coche

Cuando sabes el precio al que puedes vender el coche y has puesto algún que otro anuncio atractivo, hay que tener claro qué papeleo y documentación hace falta para poder venderlo. Hay que entregar el permiso de circulación del coche, así como la tarjeta de inspección técnica del mismo (la de color verde). Igualmente se debe entregar el certificado de que el coche ha superado correctamente la ITV cuando tenga más de 4 años. El recibo del impuesto municipal de circulación debe estar pagado correspondiendo al año anterior al que se venda y no puede tener ningún impuesto o multa pendiente de pago. Tanto tú como el comprador deberéis firmar un contrato de compraventa.

Es realmente importante tener en cuenta que cuando vendes tu coche, el comprador es el que tiene que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales en la Agencia Tributaria, salvo que esté exento. El impuesto dependerá de cada Comunidad Autónoma (la del comprador). Con el resguardo del pago del impuesto y de haber pagado la tasa correspondiente, en la delegación de Tráfico correspondiente se solicita el cambio de titularidad del coche. En el plazo de 10 días tú como vendedor notificarás ese cambio, yendo con el comprador o con un documento firmado por él y con su copia del DNI. En el contrato de compraventa debes indicar fecha y hora, momento en el cuál tu ya no eres el propietario ni responsable del coche. Finalizamos con un último consejo, no entregues el coche hasta que te entreguen el dinero. En Gestoría de Tráfico Masaga podemos ayudarte si tienes algún tipo de duda al respecto

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *